Fachada ventilada de cerámica

La fachada ventilada de cerámica se está imponiendo como la solución más eficiente, decorativa e innovadora para el cerramiento moderno de fachadas exteriores. La fachada de cualquier edificio representa su principal seña de identidad, a la vez que nos protege lo de los agentes meteorológicos aportándonos intimidad y seguridad. Hoy en día el revestimiento de fachadas realizado con materiales cerámicos es la mejor opción tanto a nivel técnico como a nivel estético.

Consigue el mejor aislamiento térmico y acústico en la rehabilitación y restauración de edificios con nuestras fachadas ventiladas, aportando a su vez valor añadido, con una imagen actualizada y elegante. Es una solución constructiva de altas prestaciones para cerramientos de edificaciones, cuyo principal objetivo es separar la función impermeable de la función de aislamiento térmico, cumpliendo de manera perfecta las exigencias de protección térmica, de ahorro de energía y de protección del medioambiente.

Está considerado como el sistema más eficaz para solucionar el aislamiento del edificio, eliminando los indeseables puentes térmicos así como los problemas de condensación y obteniendo de este modo un excelente comportamiento térmico-higrométrico del edificio. Este tipo de fachada por lo general permite acabados duraderos y de gran calidad, y ofrece muy buenas prestaciones térmicas. Es una solución habitual en edificios institucionales y representativos.