¿Qué es el microcemento y por qué es tan bueno?

El microcemento es un producto que se utiliza para dar acabado a todo tipo de superficies entre ellos piscinas, muebles, paredes, techos, etc. Tiene tan buena fama puesto que deja un acabado bastante moderno, bonito y sin juntas y a su vez es fácil de aplicar con una obra mínima. El acabado puede ser de cualquier color que desee el cliente. Está compuesto a base de cementos, agregados y polímeros que permite que se aplique en una capa muy fina, en torno a los 2-3 mm.

El microcemento es ideal para reformas rápidas, puesto que se puede aplicar sobre cualquier superficie, sin necesidad de retirar el material que estaba antes.

Es ideal para suelos y paredes de baños y cocinas puesto que es un material impermeable y muy facil de limpiar, por esta misma cualidad se está volviendo muy popular para los acabados de piscinas.