Los pavimentos multicapa sanitarios deben reunir una serie de propiedades que la resina epoxi y de poliuretano cumplen con creces, de ahí que esté presente en la mayoría de estas construcciones sanitarias. Estos suelos deben ser conductores y homogéneos para ofrecer la mejor resistencia térmica y eléctrica. Deslizarse sobre ellos debe resultar fácil y no pueden alterarse por cambios en la temperatura o humedad del ambiente.

Un suelo o pavimento industrial continuo transitado por muchas personas acumula una gran cantidad de suciedad y gérmenes en condiciones normales, los pavimentos de hospitales y centros sanitarios lo hacen en mayor medida al recibir además derrames de todo tipo de sustancias que pueden ensuciarlos y contaminarlos. En este sentido, los suelos de resina epoxi son asépticos que aseguran una perfecta limpieza y desinfección al no poseer grietas ni uniones en las que se acumule suciedad o microorganismos.