Pavimento de hormigón pulido

El pavimento de hormigón pulido representa la más avanzada tecnología de vertimiento de los capas de hormigón, ideal para superficies industriales con tráfico intenso y de gran tonelaje, extremadamente resistente al desgaste. Pavimento pulido tiene la ventaja de tener la misma resistencia en todos los puntos de la superficie, siendo una placa monolítica de hormigón con homogeneidad crecida. Este método es conocido también bajo el nombre de hormigón acabado o suprecabado mecánicamente y utiliza una tecnología de ejecución que incorpora el mortero recién hecho en el hormigón, mediante un sistema mecánico.