Lámina de caucho de EPDM

El EPDM es un terpolímero elastómero ampliamente utilizado como impermeabilización gracias a sus altas prestaciones frente los agentes atmosféricos, ácidos y álcalis, ultravioletas y ozono entre otros. Se utiliza ampliamente en edificación para todo tipo de cubiertas planas o inclinadas de obra nueva o rehabilitación; en fachadas; en obra hidráulica para embalses, canales de riego, balsas de alta montaña o estanques ornamentales; y en obra civil para la impermeabilización de infraestructuras.

También se usa habitualmente en el mundo industrial, por ejemplo en automoción para el sellado en las juntas de puertas, en manguitos, como aislante eléctrico y otras aplicaciones industriales por su resistencia al desgaste y a la abrasión.

La impermeabilización mediante láminas de caucho EPDM parte de la fabricación de láminas compuestas por una estructura de polímero reticulado que proporciona resultados excelentes incluso en los entornos más exigentes a intemperie. Son láminas impermeables autoprotegidas. Se engloba entre las láminas sintéticas monocapa.

Otra característica de las láminas EPDM es su durabilidad con expectativa de vida estimada en 50 años, de los cuales Firestone garantiza 20 años, incluso a intemperie.

Actualmente se recicla EPDM y otros cauchos sintéticos triturados para aglomerarlos formando losas para jardines infantiles, procesos industriales o en las mezclas de las capas de rodadura en carreteras y autopistas como fono reductores y para mejorar el drenaje.